Seguramente te gusta comer muchas frutas; pero, a lo mejor no sepas muy bien cuáles son ésas frutas para el colon que pueden ser excelentes para combatir o ayudarte a depurar y limpiar tu colon de una forma bastante rápida y efectiva.

Y es por eso que tienes que seguir aquí, para que puedas conocer acerca de las frutas increíbles para tu colon.

Claramente, las frutas son alimentos que pueden ofrecerte maravillosos beneficios, tanto para el colon, como para la salud de todo tu cuerpo en general.

Por lo tanto, es importante siempre que las frutas sean tu primera opción al momento en que quieras limpiar tu colon, y dejar de un lado los alimentos que te pueden hacer daño.

¿Quieres saber como me curé del colon irritable en 15 días? Haz clic aquí

Por otro lado, hay diversidad de frutas para el colon que son geniales para tu organismo, y en éste caso, para tu colon; y más que nada, puedes considerar que la mejor manera de consumir las frutas, es por medio de los zumos o jugos, ya que de ésta manera puedes encontrar muchos más beneficios.

Pero, si quieres limpiar tu colon muy bien, debes saber que hay ciertas frutas que te pueden ayudar, pero hay otras que no te ayudan mucho; ya que es posible que contengan propiedades inadecuadas para lo que quieres obtener.

Frutas para el colon que son magníficas

Si bien hay muchas formas de limpiar el colon; debes saber que, con las exclusivas frutas para el colon, además de eliminar los desechos, puedes brindarle a tu intestino una ayuda más satisfactoria en el tránsito intestinal, además de contener las propiedades necesarias para su buen funcionamiento.

Y aunque no haya mucho que decir de las frutas para el colon, cabe destacar que éstas son muy accesibles en su mayoría, puesto que se encuentran muy fácilmente en el mercado, o en las tiendas.

Ahora bien, presta mucha atención a lo que verás a continuación, que son las mágnificas frutas para el colon, que te encantarán probar.

Manzanas

frutas para el colon

En éste caso, puedes utilizar las manzanas verdes o rojas, que funcionan de igual manera para el estreñimiento, y para aliviar los malestares intestinales que pueden estar siendo provocados por alguna enfermedad, cómo el colon irritable.

Además de todo, las manzanas comprenden una gran cantidad de antioxidantes, que pueden ayudarte a eliminar las toxinas que se acumulan en el colon, incentivando también la flora intestinal, para que tu colon no tenga un trabajo muy duro.

Patillas (sandía)

sandia para limpiar el colon

Generalmente, las patillas son una de las frutas más increíbles que puedes consumir diariamente para tu colon; y es que éstas son muy buenas para limpiar muy bien el colon, puesto que se contiene en un 70% de agua, y lo demás en nutrientes.

Por lo tanto, es muy importante que tengas en cuenta que la patilla es una fruta que sería muy buena para ti, ya que puede asimismo mantener la salud de tu colon, haciendo que éste también pueda desinflamarse y desintoxicarse.

Peras

alimentos para el colon pera

Prácticamente, las peras se componen de muchas propiedades buenas, como las vitaminas A, B3, C, B2 y B1; además de contener muchos minerales como el fósforo, magnesio, calcio, potasio y cobre; sin olvidar que son antioxidantes y antiinflamatorias.

Aparte, las peras son fabulosas también para combatir con el estreñimiento, y calmar diversos malestares más, que pueden ocurrir con las enfermedades intestinales, cómo pueden ser la diarrea, los dolores abdominales, entre otros.

Lechosa

Al parecer, la lechosa es muy famosa, gracias a que contiene grandes beneficios para tu organismo; y es que ésta fabulosa fruta puede depurar muy bien tu colon, y hacerlo que se libere muy rápida y efectivamente de los residuos que se han acumulado en él.

Asimismo, la lechosa es muy rica en vitaminas B1, A, B3, C y B2, que son muy necesarias para mantener un colon sano, y una salud general completa y adecuada; y pues, la lechosa, además de buena para el colon, es excelente para tus demás órganos.

Fresas

frutilla para el colon

Antes que nada, hay que destacar que las fresas son un tipo de fruta que es bastante fácil de digerir, además de ser muy deliciosas, que a todo el mundo le encanta consumir diariamente, para fortalecer además su sistema inmunológico.

También, las fresas son muy ricas en minerales, tales como el potasio, hierro, yodo, magnesio y fósforo; que, además de ser excelentes para tu organismo, son ideales para que tu piel, y todas las partes de tu cuerpo, puedan tener una mejor apariencia.

Frambuesas

frambuesas para el colon

Cabe decir que, las frambuesas, son grandiosas para ayudarte a estimular los constantes movimientos intestinales, que son necesarios para eliminar ésas heces que se van adhiriendo en tus intestinos y en tu colon, al no ser expulsados normalmente.

De tal forma, las frambuesas son buenas para reducir muy bien la inflamación de tu colon, porque contienen muchos antioxidantes, que se requieren para eliminar las impurezas que se alojan o aparecen en tu organismo.

Arándanos

arandanos para el colon irritable

Por último, los arándanos comprenden una gran cantidad de beneficios que te ayudarán a mantener la buena salud de tu colon; ya que, se encargan de proteger tus regiones intestinales, y evitando, además, que se adhieran en los mismos las toxinas.

Así pues, los arándanos pueden prevenir la aparición de la bacteria más dañina para tu sistema digestivo, que es la Helicobacter Pylori, y que suele ser la causante de diversidad de enfermedades gastrointestinales, como la gastritis y la colitis.

Te puede interesar:

Para variar, los plátanos son una más de las frutas que pueden ayudarte bastante a limpiar y mantener la salud de tu colon; y es que ésta fruta contiene fibra insoluble, y potasio, que son componentes que te ayudan a sostener el tránsito intestinal normal.

No debes dejar de comer frutas a diario; porque, si quieres que tu cuerpo siempre cuente con las energías y los compuestos adecuados para resistir cada día, debes tener así una buena alimentación, en la que las frutas sea tu mejor opción.

Recuerda que, para que tu vida sea mucho mejor, debes cuidarte, amarte y respetar tu cuerpo, ya que no siempre se encargará de soportar los descuidos o los daños que posiblemente le estás provocando sin darte cuenta; sino que, más bien, llegará el día en el que te afecte de cierto modo también.