Dieta Para Prevenir El Colon Irritable

La gestión de tu estilo de vida y de tu dieta, dictan como es que tus intestinos se comportarán. Y con ello puedes mejorar o empeorar tu colon irritable. Cuando busques una dieta para prevenir el colon irritable, recuerda que no solo estás buscando una dieta. Estás en busca de algo mayor. Algo que puedas hacer con el tiempo. Ten en cuenta que si llevas un cambio por etapas, será más fácil para ti poder sobre llevar el colon irritable.

Antes de hacer cualquier cambio dietético, mi recomendación es llevar un un diario de alimentos. Para que así puedas tener un control sobre los síntomas que determinado alimento pueda desatar o no. Lleva un registro de todo lo que consumes, bebidas y alimentos, además de los síntomas que experimentas.

dieta para prevenir el colon irritable

Es importante tener anotado la hora y la cantidad de comida que ingeriste para un mejor control. Los síntomas pueden no siempre ser causados por lo que comes, así que considera otros factores que pueden estar implicados.

Dieta Para Prevenir El Colon Irritable y Tú Estilo De Vida

  • Comienza a comer frutas y verduras más seguido.
  • Saca el almidón de tu dieta para prevenir el colon irritable. Aquí te explico porque debes llevar una dieta sin almidon para el colon irritable.
  • Reduce las porciones de leche y productos lácteos (de 2 a 3 porciones por día). Si eres intolerante a la lactosa incluye alternativas a los lácteos como la soya, arroz o leche de avena y yogur que están enriquecidos con calcio.
  • Modera un poco la carne, pescado, huevos. Lleva alternativas tales como frijoles y legumbres.
  • Limita la ingesta de alimentos ricos en grasas y azúcares.
  • Limita además las grasas saturadas que se encuentran en productos animales como la mantequilla, manteca, queso, carne, pasteles, galletas y pasteles.
  • Haz sustitutos por grasas no saturadas que se encuentran en los aceites vegetales como el de girasol, aceite de colza y aceite de oliva, los aguacates, nueces y semillas.
  • Bebe mucho líquido. No te guies por el mito de los dos litros diarios de agua. Solo necesitas tomar el agua que consideres necesaria. Eso tu cuerpo te lo dirá. Además que el agua lo obtienes de té, jugos, frutas, etc.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *