Evita Los Alimentos Que Empeoran El Colon Irritable

Cada vez que alguien comienza a tener problemas con el síndrome de intestino irritable, suele suceder por sorpresa. Ciertamente tiene una sensación incómoda y en muchos casos, puede ser muy grave. A veces hasta el punto en que puedes pensar que tiene otros problemas más complicados. Muchos piensan que tienen enfermedades terminales o algo por el estilo. Bueno al menos yo lo pensé, si quieres conocer mi historia haz clic aquí.

alimentacion sana para el colon irritable

Es por eso que es importante que seas examinado por un médico profesional, con el fin de asegurarte de que los síntomas que estás sufriendo ahorita, no son parte de un problema más grave adyacente. Muchas veces se puede confundir con la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.

Una vez que se ha determinado que se trata de un intestino irritable, hay entonces una serie de cosas diferentes que puedes ser capaz de hacer para reducir la cantidad de sufrimiento que esto te hace pasar. Lo creas o no, una de las principales cosas que se puede hacer, es evitar las cosas que están causando los problemas en primer lugar. Por ejemplo los alimentos que hacen daño o irritan el colon.

Mucho te dirán de que no puedes curarte del colon irritable, pero sí se puede. Los remedios naturales son la mejor opción. Pero mientras tanto puedes reducir los síntomas para reducir los dolores que este sindrome causa.

Los Alimentos Que Hacen Daño Al Colon Irritable

Muchos de los desencadenantes que experimentan los que sufren de colon irritable, son causados por los alimentos que se consumen. Esto puede ser debido a una alergia a ciertas comidas o debido a una incapacidad del cuerpo humano para ser capaz de digerir con éxito estos alimentos en algunas personas.

Un ejemplo clásico de esto es la intolerancia a la lactosa (no se confunda con alergia a la leche). Pero también puedes tener problemas cuando comes demasiadas frutas, o tal vez incluso nueces.

Comienza un diario alimenticio, muchas personas lo llevan. En él puedes registrar absolutamente todo lo que comes a diario. También debes registrar cómo te sientes después de cada comida. Incluso si te sientes perfectamente bien ese día, debes anotarlo, así podrás discernir facilmente entre los alimentos que te hacen daño y los que no.

No te tomará mucho tiempo para que un patrón empiece a mostrarse a sí mismo a lo largo del tiempo. Conocerás a ciencia cierta los alimentos con los que tienes un problema y podrás evitarlos en el futuro.

Puede parecer una manera simplista de ir a la búsqueda de una cura. Pero en realidad, es una de las maneras más eficaces para comenzar a lidiar con el problema y superarlo. A pesar de que vas a tener que cuidarte para el resto de tu vida, al hacerlo, puedes evitar gran parte de los sentimientos incómodos que el síndrome de colon irritable te provoca.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *